Seleccionar lenguaje:

BUENAVENTURA, territorio focalizado por Fundación Carvajal

Buenaventura Ajustada-01

BUENAVENTURA, territorio focalizado por Fundación Carvajal

LA TIERRA QUE ABRE CAMINOS

La carretera que lleva a Buenaventura huele a mar. El tráfico de la entrada después de pasar el puente hace que los transeúntes puedan observar con paciencia, cada detalle del paisaje. Son evidentes los esfuerzos que, desde distintos frentes con entidades públicas y privadas, realizan para que el pacífico colombiano encuentre de nuevo su buena-ventura. Esta ciudad todavía vive el rezago de la crisis social y humanitaria por el olvido al que ha sido sometida. Por años, sus más de 500.000 habitantes han sido dejados de lado.

Pero ahora se están abriendo oportunidades de desarrollo social, mejora en la calidad de vida de la comunidad, y caminos. No solo los caminos que llevan al mar.

En el puerto más importante de Colombia –el único en el mundo que no cuenta con agua potable–, la Fundación Carvajal viene trabajando en proyectos que buscan mejorar la calidad de vida de sus habitantes. ¿Cómo? Transformando su entorno con oportunidades de empleo y brindando educación, para así construir un futuro próspero dentro de una sana convivencia.

 

 

SAN ANTONIO PARA TODOS

“Todos con San Antonio” es uno de los proyectos que se está ejecutando en Buenaventura, en la ciudadela de vivienda gratuita del barrio San Antonio, zona rural al occidente del pacífico, otorgada por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio. La Fundación Carvajal apoya, a través de su Modelo de Intervención Social Integral, a las 1,268 familias que residen ahí con actividades encaminadas a la integración comunitaria, el cuidado del medio ambiente y la obtención de empleo. “Lo que queremos es generar oportunidades y competencias en la gente que reside en San Antonio para que puedan defenderse y buscar la manera de vivir, ya sea en un mercado formal o informal”, explicó Beatriz Trujillo, Coordinadora del proyecto “Todos con San Antonio”.

A través del eje de Desarrollo Social y Comunitario de la Fundación se ha trabajado el liderazgo, con procesos de formación y acompañamiento para desarrollar el plan de vida individual y comunitario que le permita a la población continuar gestionando su bienestar.

La ciudadela, ubicada en las afueras de Buenaventura, en la vía que conduce hacia el aeropuerto, cuenta con amplios espacios verdes rurales. La iniciativa de “Hábitat Saludable” va orientada a que las personas cuiden sus antejardines, los parques y el entorno natural de este sector, fortaleciendo así el sentido de pertenencia de comunidad.

Con la apuesta de mejorar los ingresos en la población, en 2018 se han capacitado a 125 personas en actividades de empleo –como Manicurista y Pedicurista, Auxiliar de cocina, Mercadeo y ventas–. De forma paralela, la Fundación ha ayudado a fortalecer a 70 microempresarios, para así incrementar su productividad y fomentar su estabilidad económica.

Para María del Rosario Carvajal, Presidenta Ejecutiva de la Fundación Carvajal, “esta experiencia de trabajar juntos con el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio y la comunidad es insustituible como método de construir tejido social, y de la solidez de ese tejido depende la paz verdadera. Si bien la Fundación Carvajal no está construyendo viviendas en este momento, está apoyando al Ministerio para implementar la metodología transversal de Intervención Social Integral con la que se construye Comunidad”.

 

San-Antonio

 

UNA APUESTA POR EL DESARROLLO EMPRESARIAL

Desde que la Fundación Carvajal llegó a Buenaventura en 2011 se inició un proceso de generación de confianza en 17 barrios de cuatro de las doce comunas que tiene el distrito. Se ha desarrollado un programa dirigido a pequeñas empresas, donde se enseña, en pocas palabras, a gerenciar.

Esta iniciativa ha beneficiado 346 empresarios, de los cuales el 50% encontraron una actividad económica estable. Por su parte, el resto de los inscritos descubrieron el punto de equilibrio en sus empresas, aumentaron las ventas, estabilizaron los márgenes de rentabilidad y adoptaron mejores herramientas de gestión del negocio.

“En mi local la experiencia que tuvimos nos permitió [a mi esposo y a mi] ponernos más organizados, estamos sacando la cuota para arriendo, para los gastos y para que nos quede a nosotros algo, porque anteriormente nosotros solo sacábamos para los gastos y ya. La Fundación nos permitió conocer que nosotros teníamos que sacar un salario para nosotros”, entrevista beneficiario de Fortalecimiento Empresarial, Buenaventura, junio 27 de 2017.

Todo esto ha sido posible gracias a proyectos conjuntos de la Fundación Bancolombia, la Fundación Saldarriaga Concha, la Embajada de Estados Unidos, CUSO International, la Embajada de Canadá y la Fundación Trafigura de Suiza y Comfenalco.

En el programa de Empleabilidad Pertinente e Inclusiva han capacitado 691 personas. Hicimos contacto con las empresas ancla y por eso 384 pudieron vincularse laboralmente. Para capacitarlos hicimos un estudio con las empresas para saber qué estaban buscando en cuanto a lo técnico, pero también los instruimos en el tema del desarrollo humano”, explicó Beatriz Trujillo, sobre el trabajo que se dio gracias a la cooperación de aliados.

 

Empresaria

 

EDUCACIÓN PARA EL FUTURO

En cuanto al aporte por la Educación y la Cultura, la Fundación Carvajal maneja distintos programas. Uno de ellos es “Educación inicial Saberes”. En más de 900 hogares comunitarios del ICBF, las cuidadoras reciben una capacitación avalada por el SENA para calificarse como técnicas en Primera Infancia. De esta manera, los niños pueden recibir un trato pedagógico a través de diversas herramientas.

 

Ninos estudiando ajustada

 

“[Aprendí a implementar] el cuento, la lectura, porque lo que es el cuento es un medio de aprendizaje que […] transmite y transporta a los niños a un mundo [mágico, fuera] de la realidad y así de esa manera pues como que hay una facilidad de que el niño se enamore de la lectura”, entrevista Madre Comunitaria, Buenaventura, marzo 21 de 2018.

Este proyecto funciona gracias a la colaboración del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Fundación Corficolombiana, la Fundación Limmat, la Fundación Bancolombia y la Gobernación del Valle.

Un caso de éxito fue el programa “Jornada escolar complementaria”, el cuál benefició 6,750 estudiantes en 17 instituciones, recibieron apoyo educativo a través de jornadas extracurriculares; la ayuda se dio en el área de matemáticas lúdicas, escritura creativa, danza, tecnología, ciencias y medio ambiente, entre otros. Uno de los mayores logros alcanzados con este programa ha sido el impacto en la resolución de conflictos entre los jóvenes y la mejora en el rendimiento académico.

Los aliados que participan en este programa son la Alcaldía Distrital de Buenaventura, Children of the Andes, la Fundación Corficolombiana y el Ministerio de Educación.

Asimismo, se desarrollan los programas “Brújula” y “Aceleración del Aprendizaje”, apuestas que contribuyen a la permanencia educativa, para disminuir la deserción escolar en el territorio, a través de la nivelación escolar de los niños y jóvenes según su edad. Y en el caso de los adultos con “Brújula”, se busca que tengan las competencias básicas en lectura y matemáticas, permitiendo su inclusión en otros procesos de formación y desarrollo.

Estos programas se llevan a cabo con éxito gracias a la colaboración de la Fundación Corficolombiana, Dividendo por Colombia y la Alcaldía Distrital de Buenaventura.

Por último, otro de los programas estrella es “Golazo”, una iniciativa en la que los niños vinculados a una institución educativa pueden disfrutar del tiempo libre haciendo deporte y aprendiendo sobre valores y principios. En total son 800 niños participando anualmente, acompañados de 15 monitores deportivos que, con anterioridad, fueron capacitados por la Fundación Carvajal y la Escuela Nacional del Deporte para realizar la labor de acompañamiento.

Golazo funciona gracias al apoyo conjunto de la Cooperación Alemana GIZ, la Fundación Trafigura, la Fundación Bancolombia, CAF y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

 

Golazo

 

LIDERAZGO QUE NACE EN BUENAVENTURA

El grupo de colaboradores de la Fundación Carvajal también trabaja con los líderes comunitarios para ayudar a transformarlos en promotores de proyectos y actividades dentro de su mismo barrio. El proyecto, que se encuentra en su segunda fase, ha graduado a 170 líderes, 48 de ellos como técnicos y con incidencia en el factor político, gracias a la ayuda que brinda la Fundación Ford y la Fundación Corona.

La Fundación Carvajal gracias a las alianzas con el sector público, privado y el apoyo de la cooperación internacional ha abierto caminos en Buenaventura, gestionando oportunidades para sus habitantes y dignificando su cultura y oficios. Sin embargo, falta un largo camino por andar, y muchos más corazones que trabajen bajo el sol. Sus habitantes, al lado de la puja y la baja del mar pacífico, seguirán abriendo caminos, de la mano de la Fundación, para seguir construyendo sueños.

Los invitamos a conocer el video de testimonios de los beneficiarios, y conocer un poco más del territorio bonavorense, haciendo clic en el siguiente enlace: https://youtu.be/w6tEi2eq-Xs