EN ES

Generar empleo digno es el botón que se requiere para apagar el estallido social: Carvajal

septiembre, 23 jueves, 2021

El presidente de esta compañía vallecaucana habló de la estrategia que usará el empresariado del Valle para acercarse a la realidad de los ciudadanos.

Desigualdad, desempleo, hambre, falta de oportunidades. Esas fueron las generalidades que llevaron al estallido social en Colombia y que, en el caso del Valle del Cauca, parecieron exacerbar más los ánimos, lo que se reflejó en bloqueos de vías, enfrentamientos, violencia y actos de vulneración de los derechos humanos.

Pero como de las grandes crisis surgen oportunidades, los empresarios ahora parecen estar dispuestos a poner mucho de lo necesario para cambiar la situación social, especialmente de los jóvenes.

Pedro Carvajal, presidente de la compañía que nació hace más de un siglo en Cali, sostuvo que el papel de los líderes empresariales, para reducir la tensión social que pone un freno al dinamismo de la economía, será “estar muy cerca de la realidad que sucede en las calles, para entender la problemática desde la fuente primaria, no a través de terceros”.

Por esa razón, tanto con microempresarios como con grandes empresas, han promovido un diálogo cercano con los ciudadanos, del cual surge un programa que podría ser replicado en cualquier otra zona del país. “En las últimas semanas, a través de esa escucha activa y de reconocer las realidades que afronta nuestro territorio, entre empresarios y ciudadanos hemos construido un programa que se denomina Compromiso Valle”.

La estrategia tendrá varios pilares que abordarán los puntos gruesos que desataron el estallido social que se dio en Colombia desde abril. El programa incluye componentes de seguridad alimentaria, empleabilidad, emprendimiento, transformación de proyectos de vida para los jóvenes y educación.

‘Compromiso Valle’ está basado en diagnósticos que partieron de lo sucedido durante las protestas ciudadanas. “Lo que nos ocurrió fue muy doloroso para nosotros como vallecaucanos, pero también es algo que nos deja un gran aprendizaje. Los sucesos de mayo causaron 8 puntos más de desempleo en Cali. Entonces, el paro nos deja el mensaje de que lo que tenemos que hacer es promover oportunidades y crear mas empresas que generen empleo”.

El programa ‘Compromiso Valle’ despegará muy rápido y con la expectativa de “buscar progreso más que perfección”. Es decir, a medida que avance la estrategia, lo que buscan es “entender mejor las necesidades de los jóvenes”, sostuvo Carvajal.

Eso sí, para que el cambio que tienen en el visor los empresarios se produzca y el impacto sea mayor, es necesario juntar los esfuerzos de todas las entidades. “La articulación es la palabra clave”.

Por esa razón, Carvajal es enfático en señalar que el empresariado no puede reemplazar al Gobierno. “Esta problemática requiere unir esfuerzos para que pueda tener un impacto, pues es algo que se necesita en todo el país”.

En el Valle en particular, la expectativa es promover 30.000 beneficiarios que, inicialmente, demandarán recursos por $37.000 millones en distintos frentes, con el plan de subir el monto a $50.000 millones. “En los 30.000 beneficiarios que se financiarán puede haber casos en los que un joven esté incluido en el pilar de seguridad alimentaria, pero luego lo podemos impulsar en emprendimiento y puede ser que también necesite apoyo en educación. Es decir, un mismo joven puede ser beneficiario de 3 cupos”, explicó Carvajal.

Aunque los empresarios del Valle son conscientes de que son muchas las necesidades que hay en la región, se priorizó la atención, a través del programa ‘Compromiso Valle’, en 7 ciudades que serán las primeras impactadas. Ellas son Buga, Candelaria, Yumbo, Cali, Jamundí, Palmira y Buenaventura.

No obstante, agrega Carvajal, “queremos usar la red que puedan tener otras empresas para buscar la manera de llevar esta estrategia a otras comunidades”.

El gana gana para las empresas como Carvajal, de ponerle el pedal a las soluciones de la problemática social que afronta la región, está inscrito en el pensamiento que Manuel Carvajal, el fundador de la compañía, promovió en los años 60 y que quedó como legado a sus descendientes, quienes continuaron el negocio.

“Él decía que una empresa sana no podía prosperar en un entorno enfermo, porque tarde o temprano el entorno afectaba la empresa. Eso es algo que está totalmente vigente. Necesitamos que nuestro entorno sea sano. Producto de la pandemia, los indicadores socioeconómicos que venían avanzando bien en el país y en la región se vieron impactados a tal punto que nos devolvimos 10 o 15 años. Hay comunidades que están sufriendo mucho. Es lo que queremos ayudar a cambiar y creemos que el empleo digno es la mejor estrategia social”.

Fuente: Semana